Plan de retribución flexible

En un mercado laboral cada vez más competitivo, las empresas están buscando constantemente formas innovadoras de atraer y retener a los mejores talentos. Una estrategia que está ganando popularidad es el plan de retribución flexible. En este blog te explicamos qué es un plan de retribución flexible y cómo funciona. Analizaremos los diversos componentes y beneficios que se pueden incluir, así como los beneficios tanto para los empleados como para las empresas.

¿Qué es el plan de retribución flexible?

El plan de retribución flexible es una forma de remuneración que permite a los empleados personalizar su paquete salarial según sus necesidades y preferencias individuales. Básicamente, se trata de tener más flexibilidad en cómo recibimos nuestro salario. Podríamos definirlo como un tipo de salario en especie que consiste en destinar parte del salario, con el límite del 30% del total anual, a comprar productos que normalmente están exentos de impuestos y que el propio empleado elige según sus necesidades. Esto supone un ahorro anual para los empleados, tanto de IRPF, como de coste.

Entonces, ¿cómo funciona esto? Pues bien, en lugar de recibir un sueldo fijo en efectivo, las empresas ofrecen a sus empleados opciones para elegir cómo quieren recibirlo. Estas opciones pueden incluir beneficios como tickets restaurantes, tarjetas de transporte, seguro médico, planes de pensiones y mucho más.

La idea detrás de este plan es simple: cada persona tiene necesidades y prioridades diferentes, por lo que no todos los beneficios son igual de valiosos para todos. Por ejemplo, si tienes hijos, es posible que te interese más tener cheques de guardería o seguro escolar. Si viajas mucho, podrías preferir una tarjeta de transporte. O tal vez estés pensando en el futuro y desees invertir en un plan de pensiones.

¿Qué se puede incluir en la retribución flexible?

Y ¿qué se puede incluir en el plan de compensación flexible? Puedes evaluar junto con tu asesoría laboral que opciones son las más adecuadas para tu empresa o si lo prefieres, aquí te presentamos las más comunes:

Tickets de comida: Los tickets de comida son una opción popular en los planes de retribución flexible. Permiten a los empleados utilizarlos en restaurantes o tiendas de comestibles para cubrir sus gastos alimentarios diarios.

Tarjetas de transporte: Las tarjetas de transporte son una gran opción para aquellos empleados que utilizan el transporte público o necesitan desplazarse regularmente. Pueden cubrir los gastos de autobuses, metros, trenes u otros medios de transporte.

Seguro médico: La opción de seguro médico es muy valiosa, ya que proporciona cobertura para gastos médicos y hospitalarios. Puede incluir servicios como consultas médicas, medicamentos, tratamientos, y más.

Planes de pensiones: Los planes de pensiones son una excelente manera de ahorrar para el futuro. Los empleados pueden destinar una parte de su salario a un plan de pensiones privado, lo que les permite acumular un fondo para su jubilación.

Beneficios de guardería: Para aquellos empleados con hijos pequeños, los beneficios de guardería pueden ser muy útiles. Pueden incluir cheques de guardería o descuentos en centros infantiles.

Seguro de vida: El seguro de vida ofrece protección financiera a los empleados y sus familias en caso de fallecimiento. Es una opción que brinda tranquilidad y respaldo en situaciones difíciles.

Estas son solo algunas ideas, pero en realidad, las opciones pueden variar según la empresa y sus políticas. Algunas empresas también pueden ofrecer beneficios adicionales, como descuentos en gimnasios, programas de bienestar, seguro de accidentes, descuentos en compras o servicios, entre otros.

Plan de retribución flexible

Ventajas del plan de retribución flexible

Como podrás imaginar, son muchas las ventajas del plan de retribución flexible tanto para el trabajador como para la empresa. A continuación, enumeramos algunas de ellas.

Para el trabajador:

Personalización del salario: La mayor ventaja de la retribución flexible es que permite a tus trabajadores personalizar su salario. Podrán elegir los beneficios que más se ajusten a sus necesidades y preferencias individuales.

Adaptación a tus necesidades: Todos somos diferentes y tenemos diferentes situaciones de vida. Con la retribución flexible, los trabajadores podrán adaptar sus beneficios a sus circunstancias personales. Si tienen hijos, pueden elegir beneficios relacionados con la educación o la guardería. Si son personas activas, podrán optar por programas de bienestar o descuentos en gimnasios…

Ahorro en impuestos: Muchos de los beneficios ofrecidos en la retribución flexible tienen ventajas fiscales. Brindan un ahorro considerable en la adquisición de productos o servicios de uso recurrente, por el poder de negociación de la empresa y por los beneficios fiscales que tienen los servicios. Estos se descuentan del salario bruto directamente y, por lo tanto, en la declaración de la renta, al ser la base imponible menor, se pagan menos impuestos.

Mejora de la calidad de vida: La retribución flexible puede mejorar la calidad de vida de los trabajadores. Tener un seguro médico adecuado brinda tranquilidad en caso de emergencias de salud. Disfrutar de tarjetas de transporte facilita los desplazamientos diarios. En definitiva, la retribución flexible permite obtener beneficios tangibles que hacen que la vida de los trabajadores sea más cómoda y satisfactoria.

Sentimiento de valoración: Cuando una empresa ofrece un plan de retribución flexible, muestra que se preocupa por el bienestar y las necesidades individuales de sus empleados. Esto crea un ambiente de trabajo donde el trabajador se siente valorado y apreciado. Saber que tu empleador se preocupa por ti y está dispuesto a adaptarse a tus necesidades genera un mayor sentido de lealtad y compromiso con la empresa

Para la Empresa

Atracción de talento: Implementar un plan de retribución flexible puede convertirse en un verdadero imán para los profesionales más talentosos. ¿A quién no le gusta tener opciones y poder personalizar su salario? Esto significa que las empresas que ofrecen esta flexibilidad tienen más posibilidades de atraer y retener a los mejores y más brillantes.

Retención del talento: La retribución flexible no solo atrae talento, sino que también ayuda a retenerlo. Los empleados que disfrutan de beneficios personalizados y adaptados a sus necesidades están menos inclinados a buscar oportunidades en otras empresas. Esto significa que las empresas pueden reducir la rotación de personal y ahorrar costos asociados con la contratación y capacitación de nuevos empleados.

Favorece la conciliación laboral: Los servicios y productos de la retribución flexible, además de contar con ventajas fiscales para los empleados, optimizan la conciliación laboral de los trabajadores al facilitarles la vida, lo que redunda en un mejor ambiente en el entorno de trabajo.

Aumenta el compromiso de los empleados: Cuando los empleados tienen la libertad de elegir los beneficios que mejor se adaptan a sus necesidades y estilo de vida, su nivel de satisfacción se dispara. Se sienten valorados y cuidados por la empresa, lo que a su vez se traduce en un aumento de la moral y la motivación.

Aumenta la productividad y reduce el absentismo: Este es otro beneficio adicional al económico que a su vez impacta en la eficiencia. Un empleado feliz y motivado será siempre más productivo. Este hecho también incide de forma directa en el descenso del absentismo laboral y en menores índices de rotación en la empresa.

Mejora de la imagen corporativa: Las empresas que ofrecen un plan de retribución flexible envían un mensaje claro: se preocupan por sus empleados y están dispuestas a invertir en su bienestar. Esto mejora la imagen corporativa y fortalece la reputación de la empresa tanto entre los empleados actuales como entre los posibles candidatos

Beneficios fiscales: No podemos olvidarnos de los beneficios fiscales que este tipo de planes puede ofrecer a las empresas. Al ofrecer beneficios en lugar de salarios en efectivo, las empresas pueden reducir su carga fiscal y ahorrar dinero. Esto no solo es bueno para las finanzas de la empresa, sino que también les permite brindar más valor a sus empleados sin incurrir en costos adicionales significativos

¿Cómo afecta el plan de retribución flexible a la nómina?

La retribución flexible reduce el bruto que tributa a IRPF, ya que, contratando servicios dentro de la retribución flexible, el coste que se invierta en ellos se deducirá automáticamente del salario bruto y, por ende, del total que se tiene en cuenta para calcular el IRPF. De esta manera, se reduce parte del IRPF que afecta al salario bruto de los trabajadores, consiguiendo que finalmente tengan que pagar menos impuestos.

Desde la Reforma Laboral de 2012 las retribuciones en especie que no tributaban entraron a formar parte de la base de cotización mensual de los trabajadores, por este motivo tuvieron que ser incluidas en los devengos y deducciones de una nómina. En devengos para que computen en la base de cotización y en deducciones para que no se vuelva a pagar un bien que ya se está percibiendo sin ser dinero.

En resumen, la retribución flexible es una estrategia ganadora para las empresas. Les ayuda a atraer y retener talento, mejora la satisfacción y el compromiso de los empleados, fortalece su imagen corporativa y ofrece beneficios fiscales. Si necesitas más información en ACR Kontablex podemos ayudarte. Recuerda que la clave de la retribución flexible es dar a los empleados la opción de elegir los beneficios que mejor se adapten a sus necesidades individuales.