Qué es el régimen especial de franquicia

Si eres autónomo o pyme y facturas menos de 85.000 euros al año, en breve podrías quedar liberado de presentar tus declaraciones de IVA trimestrales y anual y olvidarte de incluir este impuesto en tus facturas mediante el IVA franquiciado.

Las asociaciones de autónomos y Hacienda se encuentran trabajando para llevar a cabo la transposición de la Directiva europea 2020/285, que entró en vigor en 2020, y eliminar así esta obligación para aquellos autónomos que facturen menos de 85.000 euros al año.

Te contamos a continuación qué es el régimen especial de franquicia del IVA, las claves, fechas y requisitos de este nuevo sistema que podría permitirte dejar de presentar las autoliquidaciones de IVA y fijar tus precios sin incluir este impuesto.

Qué es el régimen especial de franquicia

¿En qué consiste y qué es el régimen especial de franquicia?

Hasta hace muy poco tiempo el régimen de franquicias de IVA o IVA franquiciado era prácticamente desconocido en nuestro país, pero desde mediados de Marzo de 2023, Hacienda está trabajando con las organizaciones de autónomos para poner en marcha una reforma fiscal. Una de las claves más importantes de esta reforma sería la puesta en marcha en España del régimen de IVA de franquicias, un sistema opcional al que podrían acceder algunos pequeños negocios para quedar liberados de muchos trámites y cargas fiscales.

La regulación actual comunitaria del régimen de franquicia en el IVA procede de la Directiva (UE) 2020/285 del Consejo de 18 de Febrero de 2020 y obliga a ponerlo en marcha para enero de 2025, por lo que se aplicará en nuestro país a todos aquellos autónomos y pymes que voluntariamente se acojan a este nuevo régimen.

En dicho régimen, el límite de facturación se cree que quede establecido en 85.000 euros anuales, por lo que el autónomo o pyme que tenga ingresos inferiores a esta cifra podrá  elegir entre el actual régimen general del IVA o acogerse al régimen especial de franquicia.

Incluso si se supera el límite de ingresos podría seguir aplicándose la exoneración de las obligaciones del IVA durante uno o dos años más porque Europa podría permitir a los Estados miembros que establezcan un límite máximo de hasta el 25 %.

No obstante, la franquicia no sería aplicable a las primeras entregas de edificaciones, a las entregas de terrenos edificables y a las entregas de medios de transporte nuevos que sean objeto de transporte intracomunitario (de acuerdo con la propia Directiva del IVA pero que puede ampliarse a más operaciones según decida añadir cada Hacienda), por lo que aun estando dentro del umbral establecido sí habría que ingresar el IVA derivado de estas operaciones.

Según la Ley, este sistema debe ser siempre opcional y las empresas que puedan y quieran acceder a él quedarían liberadas de su obligación de declarar IVA, no tendrán que presentar los modelos trimestrales 303 de IVA ni el anual 390.

En otras palabras, los autónomos y pymes que accedan al futuro régimen de franquicias quedarán al margen de este impuesto indirecto: no tendrán que incluir IVA en sus precios y facturas y no tendrán que repercutir ni podrán deducir las cuotas de IVA soportadas en las compras realizadas, lo que sigue limitando las empresas a las que les puede beneficiar este régimen. Aunque una empresa tenga un volumen de negocio reducido, si soporta mucho IVA, ya sea por el tipo de actividad o porque está realizando inversiones, este régimen puede suponerle un agravio.

Si el autónomo se acoge a la franquicia del IVA no podrá superar en más de un 10 % el volumen de negocio, ya que dejaría de aplicarse dicho régimen desde ese momento.

La normativa da capacidad a los Estados para modificar el límite de los 85.000 euros hacia abajo, o cambiarlo por sectores de actividad.

Por último, el Estado será el que tendrá la capacidad de retirar la franquicia de un autónomo en caso de que:

  • Supere el umbral del volumen de negocio.
  • Transmita su intención de dejar de acogerse a la franquicia.
  • Cese su actividad.

¿Cuándo se pondrá en marcha el régimen de franquiciado de IVA? 

El nuevo régimen de IVA franquiciado, que ya está en marcha en todos los países de la Unión Europea a excepción de España y Países Bajos, entrará en vigor en España en 2025, por lo que ya se están llevando a cabo las fases previas para su puesta en marcha.

En una primera etapa, que ya está muy avanzada, se ha conseguido llegar a un consenso entre las asociaciones de autónomos y los agentes sociales.

Así, el siguiente paso va a consistir en que la Agencia Tributaria comience a marcar las condiciones y aspectos clave de este nuevo régimen, algo que se espera desarrollar a lo largo de 2024.

Y tras este periodo de transición, en el que se espera desarrollar el marco jurídico y dar a conocer a los autónomos cómo funcionará el nuevo sistema, la última fase llegará en 2025 con la entrada en vigor del nuevo régimen de IVA franquiciado para autónomos.

 

¿Qué pasará con el régimen simplificado y el recargo de equivalencia de IVA? 

Varios medios han comentado la posibilidad de que la introducción del régimen de franquicia del IVA suponga la desaparición del régimen especial del recargo de equivalencia o del régimen simplificado del IVA e incluso del método de estimación objetiva del IRPF, también conocido como módulos. A fecha de la presente, sin ninguna normativa en tramitación al respecto, no podemos decir que tal información sea cierta o falsa. Desde luego la Directiva europea no se pronuncia sobre esta cuestión por lo que una iniciativa de tal calado sería decisión única de la Hacienda española.

Desde ACR Kontablex despejamos tus dudas sobre qué es el régimen especial de franquicia de IVA y te mantendremos informado acerca de la evolución y aspectos claves de este nuevo régimen.